HOY ES

HOY ES: <-<-<-<-<-<-<-Piensa en verde para que la tierra siga siendo azul. Gracias por visitar mi blog. Comenta o critica lo que quieras, un comentario o crítica, puede ayudar a mejorarlo.
El Tiempo en Sevilla
<-<-<-<-<-<- Momento musical: "SEVILLA" de Albeniz <.<.<.<.<.<.< RELOJ MUNDIAL <-<-<-<-<-<-<-<-<-250913 INFORMACIÓN METEOROLÓGICA

lunes, 14 de marzo de 2016

El tren turístico en Sudamérica. Ayer tren minero.

Tren a MACHU PICHU
Foto Beltrán Prado
Desde la aparición de la máquina de vapor allá por los principios del siglo XIX. Aquella que con el tiempo se transformaría en una enorme mole de hierro y acero con ruedas. Que deslizándose por unos raíles de acero y tirando de unos carros con ruedas a los que se les daría el nombre vagones o vagonetas, cambiaría de manera vital, formas de vida, paisajes y la trayectoria del mundo en su totalidad. Ese gigante negro, en la mayoría de los casos, que soltaba humo por doquier, silbando ruidosamente para anunciar su presencia, no exenta de peligro. Aquel invento que sin duda abrió un nuevo camino al hombre, poniendo en sus manos, progreso y bienestar. Marcando un tiempo que para el ser humano y para el mundo, sería definitivo en toda su amplitud. Aquel invento, al que se terminaría dándole el nombre de TREN, se extendió por toda la tierra. Y desde muy temprana edad se instalaba en lugares a veces sumamente extremos. Todo siempre en función de la necesidad y del progreso. Los primeros se emplearon para el traslado del mineral. Desde la misma mina hasta el lugar de distribución o exportación, según los casos. Con el tiempo se comprobó que se le podía sacar mas provecho, mas beneficio a aquellos vagones tirados por una maquina de vapor. Y entonces surgió el verdadero tren. El que todavía hoy y con mas impulso que nunca, sigue funcionando y abriendo nuevos caminos.
Hoy no podemos dejar de reconocer el gran esfuerzo que en aquellos comienzos del FERROCARRIL realizaron aquellos hombres. Construyendo tendidos férreos en lugares de una complejidad y dificultad, que aún hoy nos parece increíble pudieran haberse construido.
Así podemos por ejemplo, ver como en el último tercio del siglo XIX, se ponía en marcha la construcción de un ferrocarril que conseguiría vencer y superar la dificultad de atravesar la cordillera mas grande e impresionante del mundo. La Cordillera de Los Andes en Sudamérica. El tren consiguió ir de la Costa del Pacífico, al centro del país. Desde Lima en la costa,  hasta La Oroya, Jauja y Huancayo, al otro lado de la cordillera. Llegando a superar con creces los cuatro mil metros de altura sobre el nivel del mar. El Ferrocarril Central Andino (FCA) de Perú fue una realidad, que todavía podemos contemplar y en el que aun podemos viajar. Fue hasta hace unos años el ferrocarril mas alto del mundo. Siendo hoy en día uno de los atractivos turísticos del Perú.
Tren a Machu Pichu entrando en Aguas Calientes
Foto archivo Internet
Y otro atractivo turístico de relevada importancia en este país, lo constituye Machu Pichu, en la Cordillera de Vilcabamba, también en Los Andes. Pues aquel invento del siglo XIX, también llega a Machu Pichu. Bueno, se queda algo más abajo, en Aguas Calientes. Son miles de turistas los que toman el tren para ir a Machu Pichu. Entre ellos este pasado mes de febrero estuvo allí el amigo Beltrán Prado. Aprovechando el viaje pensé que podría localizarme algo sobre los ferrocarriles de Perú. Algún dato que pudiera encajarlo en el estudio sobre el (FCA). Y Beltrán lo único que ha conseguido ha sido un folleto turístico de la PERURAIL. Y es que no hay más. Perú no tiene registrado nada o casi nada de la historia de su ferrocarril. Ya conocía yo esta ausencia de información, porque alguien muy relacionado con el ferrocarril de Perú me lo había anticipado. Y es una pena que de una obra tan gigantesca e importante como esta, no se haya recogido para la historia secuencias escritas que hoy pudiéramos estudiar. Tenemos que dejar correr la imaginación y suponer que aquel esfuerzo que realizaran aquellos emprendedores, tuvo que tropezar con infinidad de inconvenientes, tanto naturales como no naturales.
Sea como sea, podemos precisar con un porcentaje notablemente alto de acierto, que la vicisitudes en la construcción de este ferrocarril fueron numerosas y complicadas. Y ello lo podemos ver reflejado observando la topografía. Los accidentes naturales del terreno. Y los que se ocasionaban laboralmente y por la condiciones climatológicas. Sin olvidar las enfermedades que por aquél tiempo predominaban en aquellos pagos. que terminaron ocasionando un elevado número de bajas.
Todo esto resulta desconocido para el turista que monta en el tren y se desplaza a Machu Pichu,
Tren de Puno junto al Lago Titicaca (Foto ALDOZ)
Huancayo, Huancavelica o a Puno junto al Lago Titicaca. A todos estos lugares llega el tren, que hoy es un atractivo turístico de primer orden. Y que hubo un tiempo de grandes penurias, en que se pusieron en marcha grandes obras ferroviarias, como estas que estamos citando aquí. La mayor parte de ellas fueron originariamente construidas para los transportes mineros. Quedando en la actualidad muy reducidas en cuanto a su primer cometido. Y podemos encontrar un considerable número de trazados férreos abandonados, desmantelados y olvidados.
Y cuando muchos países olvidan, abandonan y maltratan su propia historia dejando que un patrimonio como el que rodea cualquier trazado ferroviario, se deteriore y desaparezca. No sorprende que renazca y con fuerza, un nuevo impulso por el tren, por el ferrocarril. Proyectándose y poniendo en marcha obras de gran envergadura. El tren renace con fuerza y gana terreno y tiempo en la carrera del transporte. Y todo empezó en el primer tercio del siglo XIX.

JOCAMA. Marzo 2016.-