HOY ES

HOY ES: <-<-<-<-<-<-<-Piensa en verde para que la tierra siga siendo azul. Gracias por visitar mi blog. Comenta o critica lo que quieras, un comentario o crítica, puede ayudar a mejorarlo.
El Tiempo en Sevilla
<-<-<-<-<-<- Momento musical: "SEVILLA" de Albeniz <.<.<.<.<.<.< RELOJ MUNDIAL <-<-<-<-<-<-<-<-<-250913 INFORMACIÓN METEOROLÓGICA

domingo, 3 de marzo de 2013

Origen del Ferrocarril

En los orígenes  (II)

Una consecuencia del ferrocarril fue el tranvía, como vimos anteriormente en ORÍGENES I. Para ello se implantaron las correspondientes vías en aquellas ciudades que lo adoptaron como medio de transporte de viajeros. En primer lugar fueron de tracción animal y posteriormente eléctricos. No he conseguido ninguna información que hable de tranvías a vapor. Quedando esta modalidad de locomotoras exclusivamente para el ferrocarril convencional.
Cuando los principios mecánicos: guiado de ruedas y fuerza motriz de la máquina de vapor, fueron combinados por el ingeniero inglés Richard Trevithick en 1804, consiguió que una locomotora arrastrara unos vagones a una velocidad de 8 a 10 Km. por hora. Esta experiencia se desarrolló sobre una vía férrea de 15 Km. de longitud. En las dos décadas siguientes se perfeccionaron los raíles de hierro fundido, adaptándose para soportar pesos de locomotora a vapor que pudieran circular arrastrando un importante número de vagones repletos de carga. La primera línea férrea que se construyó en el mundo fue en el noroeste de Inglaterra, en 1825. La primera línea férrea pública con fines de explotación comercial y de pasajeros, funcionando con locomotoras de vapor  transcurría de Liverpool a Manchester. Esta línea constituyó un éxito comercial en todos los sentidos. Dando sentido y continuidad a la construcción de este tipo de líneas en otros puntos. La implantación de este tipo de vía férrea, dio lugar a que se proyectara y construyera un buen número de trazados ferroviarios, de manera muy acentuada en explotaciones mineras. Estos trazados de líneas en explotaciones mineras, en su mayoría eran promovidos por empresas privadas. Siendo muy prolífera su construcción en distintos países, tanto de Europa como de América. Por lo que no se unificaron criterios en cuanto a los anchos de vías, construyéndose líneas con diversos anchos. Las de explotaciones mineras en general eran de las que actualmente llamamos Vía Estrecha. Para el transporte de pasajeros y mercancías en general, se adoptó principalmente un ancho de vía de 1.435 mm. Este ancho fue el adoptado por los constructores. En España el ancho adoptado fue de 1.668 mm.
El ferrocarril marca un hito importante en el desarrollo de la humanidad y de manera muy rápida se extiende por una inmensa mayoría de países de todo el mundo, y de manera especial en Europa y Sudamérica. La Revolución Industrial dejó bien sentado que el Ferrocarril sería el mayor descubrimiento de aquella época de descubrimientos y avances tecnológicos. Y hoy, es considerado como el medio de transporte, tanto de mercaderías como de pasajeros, más utilizado por la mayor parte de países del mundo. En los últimos veinticinco años del siglo XIX, fueron muchos los gobiernos que emprendieron la tarea de dotar a sus países de un ferrocarril. Y si ojeamos o buscamos información acerca del desarrollo ferroviario en el mundo, podemos observar como en aquellos años fueron muchas las naciones que construyeron su primer ferrocarril. De manera muy acentuada como ya hemos significado en el continente europeo y americano.

Aunque algunas naciones iniciaran sus primeros pasos ferroviarios, en las primeras décadas del siglo XIX, otras  pusieron en ejecución las obras de sus ferrocarriles en el último cuarto del siglo XIX. En Sudamérica, Perú por ejemplo, es en 1826 cuando por primera vez se expone al Gobierno el proyecto de construcción de un ferrocarril, en este caso era una línea del Puerto del Callao a Lima [1]. No trato en este estudio de señalar qué país fue pionero en la construcción del ferrocarril en el Continente Sudamericano. Porque entre otras cosas fueron muchos los que tuvieron esa iniciativa con una diferencia de pocos años entre unos y otros. Lo que valoro en mi estudio, es la dificultad que en aquel tiempo tuvieron que vencer quienes pusieron manos a la obra. En todos los sentidos, tanto en el político, en el financiero o en el físico. Y de modo mas significativo en este último, porque los medios técnicos de aquel momento, distan mucho de los que hoy conocemos para el desarrollo de una obra de la envergadura de un tendido ferroviario, en el se han de construir túneles, puentes, estaciones, apartaderos, etc.  Y los que se construyeron en este Continente, en su mayoría tuvieron grandes dificultades de tipo técnico y humano para llevarlos a feliz término. (Se debió pensar por aquel entonces, que era de locos cruzar la Cordillera de los Andes, de lado a lado, en un tren). Pero eso es algo que trataré mas adelante, en cada uno de los tendidos ferroviarios que vaya estudiando.
Este estudio resulta para mí apasionante. Sobre todo en su construcción. Dada mi condición de topógrafo y afición al ferrocarril, y conociendo muy detalladamente los trabajos de campo que a lo largo de mi vida activa tuve que realizar, me he propuesto conocer de la mejor manera posible como se realizaron aquellos trabajos y las vicisitudes que tanto ingenieros, técnicos y obreros tuvieron que vencer, para poner en funcionamiento hasta nuestros días estas verdaderas obras de ingeniería.

Jocama, 03/03/13.-




[1] Según  ELIO GALESSIO en su libro “Ferrocarriles del PERÚ, un viaje a través de la historia”
Gráfico extraído de internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario