HOY ES

HOY ES: <-<-<-<-<-<-<-Piensa en verde para que la tierra siga siendo azul. Gracias por visitar mi blog. Comenta o critica lo que quieras, un comentario o crítica, puede ayudar a mejorarlo.
El Tiempo en Sevilla
<-<-<-<-<-<- Momento musical: "SEVILLA" de Albeniz <.<.<.<.<.<.< RELOJ MUNDIAL <-<-<-<-<-<-<-<-<-250913 INFORMACIÓN METEOROLÓGICA

viernes, 6 de noviembre de 2009

Adiós a Monseñor Amigo

Ya no tenemos Cardenal en Sevilla. Después de casi treinta años en nuestra ciudad, Fray Carlos Amigo Vallejo se va. Se rompe esa tradición que había en Sevilla, de que el Cardenal permaneciera para siempre en la ciudad. Hasta el extremo, de que los últimos reposan para siempre en lugares escogidos de esta tierra.
Con Monseñor Amigo no va a ocurrir eso. ¿Se va, o se lo llevan?, !!o tal vez no lo dejan seguir!!. ¿Quien lo ha decidido?, Él. Yo creo que no. Alguien ha dicho "Amigo Vallejo ya cumplió los años", vamos a mandarlo a un sitio tranquilo donde su labor sea menos laboriosa, vamos a darle un descanso.Vamos a apartarlo de su Labor Pastoral en tierras Hispalenses. Y allá, a donde lo mandan, seguramente su labor no inquietará a nadie. Sin duda seguirá ejerciendo de Cardenal, pero... no será igual. Es mi modesta opinión, es mi modesto parecer. A lo mejor estoy equivocado y no es lo que pienso. Eso, posiblemente nunca lo sabremos. Lo que si es cierto, es que se nos va un gran hombre, un ser humano de los pies a la cabeza. Un hombre bueno y comunicativo, un religioso de los que hacen falta tener cerca, y ahora mas que nunca. Se nos va nuestro Cardenal. Ojeando la prensa de hoy, y la de mañana, y la de pasado mañana y... durante mucho tiempo, leemos y seguiremos leyendo, cosas del Cardenal. Y seguirán hablando de Fray Carlos Amigo Vallejo.
Nunca hubo tanta unanimidad en las opiniones, nunca hubo tanta coincidencia al hablar de una persona. Porque los altos calificativos que se vierten en los comentarios, no proceden de un lado, confluyen de todos los frentes. Todas las ideologías coinciden, y esta coincidencia en estos momentos es muy necesaria.
Nos acordaremos de Monseñor Amigo. En Sevilla somos así. Cuando alguien llega lo acogemos, tal vez con alguna reserva. Pero siempre terminamos haciéndolo nuestro. Y como aquí somos así, no se nos va del todo, que algo se queda para siempre.
J. C. Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario